jueves, 18 de agosto de 2016

Blog: galopando libre

Bueno, quería comentar que tengo un blog donde estoy escribiendo una historia sobre caballos, por si ha alguien le interesa. ♥

•Una pequeña sinopsis:

Kailyn es una chica de 17 años que durante toda su vida a estado rodeada de caballos y comodidad, o al menos hasta que algo terrible sucedió. La joven tendrá que afrontar que la vida sigue quieras o no. Lo único que está en tus manos es la manera en la que decides aprovechar el resto de tu vida.




Amor a primera vista

Hay amores que llenan libros,
que dan sentido a palabras;
amores que te alegran el alma.

Hay amores que tienen pisadas,
marcas en la arena, sonidos en la grava.

Amores como el tuyo.
Amores que sin quererlo se clavan.

Y amores pasajeros, que marcan el rumbo de quien ama.
Y tu eres mi amor, que nunca se acaba. ♥

sábado, 21 de mayo de 2016

Tu camino

A veces las grandes decisiones de tu vida vienen de las acciones más inocentes...
Hace un mes miré en internet que se necesitaba para ser monitora de equitación, algo que realmente nunca me había planteado como profesión (extraño, pero cierto).

Ahora mismo estoy terminando primero de bachillerato, y desde primero de la ESO tenía clarísimo que quería ser actriz, después de haber hecho mi primera obra de teatro, y nada de esto había cambiado hasta hace un mes, después de 5 años haciendo teatro.

Después de mirar la información pensé: "qué divertido sería, ¿no? Quizá después de estudiar arte dramátco." Y no volví a pensar en ello hasta esa misma noche. Mil vueltas dio mi mento, atormentándome con palabras ya conocidas: "Pero, y a ti que te gusta más, ¿el teatro a los caballos?". "siempre hablas sobre caballos, yo creo que realmente te gustan más", "si solo pudieras elegir una cosa, ¿cuál sería?"

Me imagino que es algo normal, y que muchas personas ya han debido pasar por lo mismo, y que yo al menos tengo claro que tengo mil cosas que me gustan. Pero... de verdad, que difícil es la vida. ¿Y por qué definirnos? ¿por qué preguntarle a los niños que quieren ser de mayores? ¿por qué no dejar que simplemente sean sin necesidad de etiquetar? Sinceramente no concibo una vida sin caballos, es INMAGINABLE, pero tampoco sin algo de arte, asi que... ¿qué opciones hay? Hay tantas opciones como tu imaginación te ofrezca. No tienes que ser algo, una única cosa. Hay mil opciones.

El caso es que sí, los caballos ganan en cuanto a preferencia en esta partida, pero el arte nunca se irá de mi vida. Me gustaría llegar a hacer cosas del estilo de Appassionata (que si no lo conocen, recomiendo que vean algo), juntar mis dos grandes pasiones. Y sé que lo haré, porque mientras haya pasión habrá futuro.

Quizá alguien se sienta en una situación parecida pero, dejame decirte que tu puedes con TODO, solo necesitas creer en ti mismo y disfrutar de lo que haces. Siempre. ♥ ♥ ♥

Sé bienvenido ♥

Hola! Hi! Hallo!

No suelo escribir cosas que no suelen tener que ver con los caballos, pero quería decir algo.

No sé si esto lo leerá alguien, pero si tú (si, tú, el que esté leyendo esto) estás por aquí y te gusta lo que hago me gustaría que me pusieras algún comentario, los respondo siempre.

I can speak english too, if you don't talk spanish well (?) (mi inglés no es perfecto, pero es algo XD. Aunque.. sería extraño que alguien que no sepa mucho español leyera esto, pero bueno...)

El caso es que me encanta escribir en este blog, y no pretendo nada más que saber si alguien lo lee o si alguien siente lo mismo que yo, o saber vuestras historias, porque muchas veces veo varias visitas en el blog pero nadie escribe nada, y... bueno, se siente un poco solitario si no hay nadie al otro lado de la pantalla.

Solo era eso. ♥

sábado, 16 de enero de 2016

1 año más tarde...

No sé realmente si alguien lee estas cosas, pero me gusta escribirlas, porque así me siento mejor.

Y si alguien está leyendo esto después de un año sin escribir, siento mucho la espera.

~

Había estado dos meses poder montar. Mi madre tiene el coche roto y no me ha podido llevar, así que he tenido que apretar los puños y aguantar hasta hace dos semanas. Un amigo de mi madre nos pudo llevar y yo volvía ha ser la niña pegada a la ventana mientras aparcábamos.

Todo fue muuuy bien. No perdí demasiado la práctica, así que no me costó mucho volver ha hacer todos los ejercicios. El sol ardía en el cielo y quemaba nuestras pieles. Tanto que empecé a verlo todo blanco. A cada parpadeo más y más. Me pesaban los párpados y la cabeza me daba vueltas antes de empezar a galopar. Me estaba mareando.

Bajé del caballo un rato y me puse a la sombra. Estuve ahí un rato, sin apartar la vista de Cien Fuegos, el caballo que estaba montando, que brillaba bajo el sol abrasador como una perla. "No importa como de difícil te lo pongan,— pensé mientras iba a la pista y pisaba el estribo para volver a montar— si realmente amas lo que haces, encontrarás las fuerzas de donde no las hay o las soluciones a tus problemas para seguir a delante." Siempre hay una nueva oportunidad.

Y galopamos, juntos de nuevo, mientras sus crines plateadas acariciaban el cielo, mientras nuestra mirada se perdía en el horizonte en el que imaginábamos volar.